viernes, 23 de noviembre de 2012

UNA MARCHA PARA DESPEDIR AL BORRACHO

Víctimas de la violencia dirán adiós a Calderón con marchas

Una de las tantas protestas contra la violencia en el país. Foto: Octavio Gómez
Una de las tantas protestas contra la violencia en el país.
Foto: Octavio Gómez
 
MÉXICO, D.F.- Diversas organizaciones que aglutinan a familiares de desaparecidos y víctimas de la violencia realizarán protestas en todo el país y en el extranjero, a partir del próximo domingo 25 y durante toda la semana, para “despedir” a Felipe Calderón.

Llevarán consigo regalos simbólicos, como bordados y veladoras, y harán un recuento de los daños que dejó la guerra contra el crimen organizado que impulsó el panista desde que inició su gobierno.

En la explanada del Palacio de Bellas Artes, las madres integrantes de la organización Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos de México (Fundem) –conformada en su mayoría por madres que perdieron a sus hijos en Coahuila–, los centros de Derechos Humanos de las Mujeres (Chihuahua) y Victoria Díez (Guanajuato), así como el Comité “Hasta encontrarlos”, de Guerrero y Michoacán, realizarán la manifestación simbólica de despedida el próximo domingo, de las 10 de la mañana a las 3 de la tarde.

Ese mismo día, en diversas ciudades del país y en Centroamérica, madres de personas que buscan a sus hijos desaparecidos en México realizarán “actos espejo” para unirse a la manifestación.

“Queremos hacer llegar nuestro clamor y hacer llegar a la sociedad civil el mensaje de lo que ocurrió en este sexenio y lo que Calderón no contempló que iba a suceder al declarar su guerra contra el crimen organizado, y la falta de interés por nuestros hijos, la corrupción, la impunidad, la justicia selectiva, y que a pesar de todo lo que hicimos, el gobierno federal no hizo nada para encontrar a nuestros seres queridos”, dijo Diana Iris, una de las dirigentes de Fundem, quien busca a su hijo desde 2007.

Cada una de las regiones donde se fundaron colectivos de familias que buscan a sus progenitores enviará a Calderón un regalo simbólico que represente lo que para ellas significó este sexenio, en el que la Comisión Nacional de Derechos Humanos contabilizó al menos 24 mil desaparecidos.

Esta tarde, las mujeres de Coahuila saldrán hacia el Distrito Federal, donde se les unirán familias de Chihuahua, Guanajuato, Estado de México, Michoacán, Guerrero, Nuevo León, Querétaro, Tamaulipas, Durango y capitalinas con el mismo sufrimiento.

El lunes 26, la organización HIJOS-México, formada por descendientes de personas desaparecidas durante la llamada “guerra sucia” de los años 70 y 80, realizará una manifestación contra el monumento a las víctimas del sexenio, mandado a realizar por Felipe Calderón en terrenos del campo militar Marte.

“Escrachearemos (denunciaremos) el monumento a víctimas, por la forma como se construyó, el significado que tiene el lugar, porque no representa la dignidad de las personas asesinadas o desaparecidas, y mientras no se investigue la verdad histórica será como poner una lápida, tapar la historia”, señaló Guadalupe Pérez Rodríguez, hijo del luchador social Tomás Pérez Francisco, desaparecido en 1990 en Puebla.

El miércoles 28 fue elegido por El Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad (MPJD) para despedir el “sexenio de muerte”, con una manifestación a las 5 de la tarde en la Estela de Luz. El día coincidirá con el aniversario luctuoso de Nepomuceno Moreno, integrante y fundador de la organización de víctimas que buscaba a su hijo desaparecido y que hizo conocer a Calderón de su caso.

El MPJD convoca a la gente a llevar veladoras a la protesta en la que pretenden hacer un “recuento de los daños”, honrar a las víctimas y “recordarle al gobierno que se va que sus muertes y traiciones lo perseguirán a través de los años”.

El sábado 1 de diciembre, último día del mandato de Felipe Calderón, el Movimiento de Colectivos de Bordado por la Paz en México montará exposiciones en diversas ciudades del país y del extranjero para mostrar los cientos de pañuelos bordados con los nombres de personas asesinadas, desaparecidas y amenazadas durante su mandato.

Señalaron que esos trozos de tela bordados por las familias dolientes son “el verdadero memorial a las víctimas de la guerra contra el crimen organizado”, y el símbolo con el que quieren despedir el sexenio.

“Estos son un símbolo –así como un medio concreto de conservación de la memoria– de la violencia ejercida desde el mandato del presidente Felipe Calderón, quien deja al país sumido en una guerra arbitraria, siniestra y con serias fallas de estrategia –y operación– contra el narcotráfico. Su consecuencia más dolorosa ha sido la reiterada desprotección a las víctimas de este combate”, indicó el movimiento en un comunicado.

Durante las diversas manifestaciones se pedirá al gobierno entrante que, bajo estándares internacionales, cree los mecanismos para que se investigue cada desaparición y para recuperar con vida a las personas. Además, que se publique la Ley General de Víctimas propuesta por el MPJD.

Desde Chihuahua, Alma Gómez, del Centro de Derechos Humanos de las Mujeres (Cedhem), explicó: “Nos unimos a la manifestación para decir que este sexenio ha sido fatal para el país, no tenemos muchas buenas expectativas del que viene, pero este sexenio ha llevado a una situación de inseguridad, violaciones a derechos humanos, asesinatos, extorsiones, tortura, con una total impunidad”.

Añadió:

“Por la distancia, no seremos un contingente numeroso, pero llevaremos símbolos de lo que significó este sexenio. La invitación se ha extendido por todo el país para que en cada estado las víctimas hagan su propia manifestación de despedida al presidente del que ha sido llamado ‘el sexenio de la muerte’”.
 
Fuente:  http://www.proceso.com.mx/?p=325915

1 comentario: